La Importancia del Diseño Editorial

La realización de un libro no solo se basa en el contenido textual de la publicación. También, cumple un papel importante el soporte que lo contiene y cómo lo contiene: el libro y su diseño.

La primera palabra: Imagen

En una librería, si no es por recomendación o interés propio en un libro, la portada es lo que manda, lo que debe atraer a un posible lector.

La carátula de un libro literario cumple un papel de seducción a primera vista. Debe llamar la atención de cualquier manera entre todo ese mar de literatura y demás secciones que compiten desde los anaqueles en una librería. Por eso, todo entra por los ojos.

La forma de hacerlo, de llamar la atención de un lector X no tiene regla preestablecida. Muchas veces no es el título o el autor quien manda en la primera elección de sugerencias al azar, esos datos vienen luego. La manera de lograrlo tiene diferentes diseños y formatos, colores y tipografías, imágenes o espacios.

Lo que sí corresponde a cada una de estas diferentes (e ¿infinitas?) maneras de llamar la atención al común usuario de librerías es que la portada –como, también, el interior de las páginas, el tipo de letra, tipo de papel, entre otros detalles– forma parte de un concepto ligado al contenido textual. O sea, el tema o fondo del libro adecúa mucho a la forma en que se presenta la publicación.

La imagen resaltante de la portada invita a leer. La imagen es diseño, dado que a través del diseño se conecta con la palabra: el título, el autor, la editorial; al voltear, la contraportada y algún texto que incentive a lalectura; voltear nuevamente y llenarse de sensaciones, abrir el libro para ingresar en las primeras páginas y engancharse con la lectura, muy cómodos. La comodidad de la lectura la ofrece, no solo una buena luz y una buena trama, también el tipo de papel, color de fondo, tipo de letra, puntaje, caja de diseño…

El mundo del diseño editorial es quien se encarga de crear y diseñar el concepto visual y soporte de una publicación impresa o virtual, sea libro o revista.

 ¿Qué es el diseño editorial?

El diseño editorial es una rama del diseño gráfico especializada en publicaciones, como por ejemplo, libros, revistas, afiches, periódicos, catálogos, volantes, dípticos, trípticos, brochures, portadas, entre otros. Se dedica a la estética tanto interior como exterior de estos textos o contenidos. Es como decir que el diseño editorial se encarga de la arquitectura de las publicaciones.

Es un verdadero arte, porque contiene tanto de creatividad como de conocimiento técnico de producción para lograr el interés de un público determinado y muy atento. Es quien arma un concepto visual y estético a partir de la palabra y el contenido. El diseñador editorial es quien se encarga de la comunicación de una voz individual a una recepción masiva. Su intención es transmitir elementos técnicos para optimizar aspectos de legibilidad de los diferentes tipos de textos.

Cada tipo de publicación es totalmente diferente a otra. Lo que sí mantienen todas las publicaciones es el equilibrio simétrico entre el texto y la parte gráfica. La tarea del diseño gráfico está en lograr publicaciones factibles y eficaces, desde un punto de vista económico, material y editorial, considerando todo esto desde la creación del proyecto y el desarrollo, reproducción, distribución y consumo.

Es a través del diseño editorial que se va a atraer potenciales lectores a que se vuelvan compradores.

 El diseño editorial en el Perú

Se dice que el Perú no es un país de lectores, pero según el último boletín del Centro Regional para el Fomento del Libro en América Latina y el Caribe (Cerlalc, UNESCO), en el 2012 se editaron en el país 5972 títulos –fuera de revistas, periódicos y demás.

En la región, las principales producciones editoriales se encuentran en Brasil (75 942), México (27 751), Argentina (27 661) y Colombia (14 220). Luego, continúan Perú, Chile y Ecuador, en ese orden.

Eso quiere decir que campo para el diseño editorial en Perú hay, la cuestión está en qué y cómo se ofrece este servicio. Además de qué posibles sectores se pueden desarrollar.

Por ejemplo, el sector editorial gastronómico ha sabido sobresalir y cubrir las grandes expectativas que su público demanda. Esto, claro está, se debe como resultado del boom gastronómico dado en nuestro país y que pretende imponerse más allá de una moda culinaria. Por este motivo, en los últimos años se ha publicado una gran cantidad de recetarios, coleccionables, tapas duras (coffee tables), libros de investigación, de autor (chefs), temáticos, diccionarios culinarios, entre otros. Mucha de esta literatura gastronómica ha ganado importantes premios –el Perú es uno de los principales países con más títulos ganados en los premios Gourmand, la versión del Oscar Hollywoodense en lo que respecta a libros de cocina en el mundo– y son de referencia en el extranjero para conocer de manera más especializada y sabrosa sobre la cocina peruana.

Esta producción editorial gastronómica se ha desarrollado también gracias al aporte tanto privado como de instituciones académicas, por ejemplo la Universidad San Martín de Porres (USMP), el BBVA Banco Continental, proyectos especiales de El Comercio, Epensa, La República y editoriales arriesgadas como Latino Publicaciones.

Este sector ha viabilizado a su vez el desarrollo editorial gastronómico especializado. Esto quiere decir que sobre la marcha y a través del ejercicio práctico se han perfeccionado profesionales de la fotografía, edición, investigación y diseño editorial gastronómico.

Pero todo no queda en realizar un producto bonito, lo principal son los siguientes pasos, que se distribuya y se venda el libro. Hay que buscar un mercado y tener un público que lo consuma. La forma de hacerlo también es de lo más variada. En el caso gastronómico, siguiendo con el ejemplo, los canales de distribución sobrepasa el circuito de librerías. Se tiene los canales de kioscos, supermercados y distribución por entregas coleccionables, muchas de ellas de manera gratuita con un diario.

Los bestsellers de librerías

pantaleon y las visitadoras

Pero no todo en el mundo editorial peruano son recetarios de cocina, también existen otros temas. El campo de la literatura en sí tiene otra temática totalmente diferente a lo antes expuesto.

Una de las maneras más rápidas de saber si un libro es un bestseller de librerías son los “cruceristas” de la Javier Prado y avenidas principales. Aunque no debería ser así, la piratería marca la pauta si un libro vende o no. Esto le resta bastante competencia al mercado y producción editorial; por ello, las grandes casas editoras y editoriales independientes tienen que crear diferentes estrategias de venta para “competir” con su mismo producto pirateado que se ofrece de manera burda y desfachatado por las calles.

La estrategia principal, que ya están comprendiendo las editoriales, es ofrecer un buen producto (autor y contenido) a un precio módico. Para que el usuario prefiera mil veces el original a comprar un libro defectuoso.

El precio módico sale de las sumas y restas de la producción y cantidad de ejemplares: tipo de papel, material de portada, tamaño de la publicación, etc. Mientras mayor tiraje, menor es el costo de la producción. Y, obvio, la cantidad de ejemplares se da dependiendo de la acogida del autor, pues no es lo mismo publicar a Mario Vargas Llosa o a Jaime Bayly que a un desconocido en la literatura.

El otro punto a considerar, ofrecer un buen producto, es un trabajo del diseño editorial. Muchas veces ese trabajo es encargado a una agencia de publicidad o de diseño, como fue el caso de la Editorial Planeta que encargó a Staff Creativa la concepción del libro “Una chica en mi sopa” de la autora peruana Silvia Núñez del Arco. Que dicho sea de paso, fue un bestseller desde el momento de su publicación.

El diseño editorial de “Una chica en mi sopa”

El tema del libro del libro es el siguiente: se trata de una chica que entra a un colegio nuevo y encuentra amparo en una profesora de alemán. En primera persona narra el período entre los 14 y 16 años. La chica, que tiene un novio de su edad, empieza a enamorarse de su profesora y poco a poco a fantasear con la posibilidad de que la profe sea lesbiana, de ahí suceden una serie  de conflictos familiares y en la escuela.

A partir de ahí, lo que se encargó la agencia de diseño Staff Creativa fue darle un concepto al formato de la publicación. Elementos tales como la portada, contratapa, solapas, lomo y título hacen parte de la primera impresión que se lleva una persona del libro y serán factores decisivos para que se realice la compra.

El diseño de la portada es básico en la construcción de cualquier publicación, es lo que llamará la atención en un primer momento. En este caso, el planteamiento de la agencia de diseño fue directo y atractivo, una fotografía a sangre (en el mundo editorial: a sangre se conoce a la página entera): entre carpetas escolares desordenadas, resaltan sobre una de ellas, un par de piernas cruzadas de una joven con portaligas y zapatillas All Star de color rojo. El concepto es claro: una especie de Lolita, sugerente y atractiva.

167945_157810440937916_5551545_n

Aunque el contenido es muy importante, porque la idea es pasar de la portada a abrir el libro y leerlo, es el diseño editorial lo que hace que una publicación sea destacada sobre las demás. Pues está demostrado que las personas se basan en lo que observan en la carátula, contra carátula y solapas para comprar una publicación de un autor o título desconocido. En la mente del comprador, el exterior de la publicación está ligada estrechamente al contenido del libro. Es por esto que es primordial que la parte exterior del texto muestre de manera atractiva el contenido de la publicación que representa. (por lo mismo, una portada que sea llamativa pero no constituya el contenido puede prestarse a la confusión.)

Para esto hay que tener en cuenta el público objetivo, ya que no es igual un libro de Philip Roth que uno de Beto Ortiz. Cada tipo de publicación tiene sus características propias, desde lo estético hasta el contenido. Un buen y efectivo diseño editorial reside en lograr una unidad armónica y comunicativa entre el interior, exterior y contenido del texto.

A la hora de crear y producir un diseño editorial, Staff Creativa es consecuente de los elementos básicos para producir un resultado correcto y, sobre todo, efectivo para el mercado. Trabajamos en conjunto con nuestro cliente y, por eso, es necesario contar con un grupo humano de calidad de diseñadores gráficos, especialistas cada uno en su rubro y estética, para obtener un producto que abarque todos los elementos y ofrezca como resultado una publicación exitosa, tanto en su contenido como en su estética.

Fuente: http://www.staffcreativa.pe/blog/importancia-diseno-editorial/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *